dissabte, 2 de febrer de 2008

Sostres, tú si que eres un catalán de mierda

Carta abierta al (¿periodista?) Salvador Sostres

Podía haber caído en la fácil tentación de contestarte de la misma manera en la que tú has acusado en todos tus escritos, pero sobre todo en el de tu bloc del día 31 de enero, siempre visitado por acólitos anticultura foránea y también autóctona.
Podía haber caído en la tentación de decirte “catalán de mierda” o que –según tu fotografía- pareces un mariposón calvo que nunca se ha comido un rosco de verdad. Podía haber caído en la tentación de decirte que Catalunya, cuando yo llegué en el tren denominado El Sevillano en el año 1961- era tanta mierda como Andalucía y que de ello se encargó bien el “pequeño general”. Podría, pero no voy a hacerlo. Un capullo como tú no se merece tanta molestia.

Lo que si digo y rubrico es que desde estas líneas pido tu expulsión directa del Col·legi de Periodistas de Catalunya (si es que perteneces a él y no a la Asociación de la Prensa de Madrid, como sospecho...) y pido con más rotundidad si cabe tu expulsión de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) o en su caso de Unió (UDC) no estoy muy seguro si perteneces a una u otra parte de la Federación. De todas formas no mereces pertenecer a ninguno de los partidos de CIU. Si no lo hacen, si no te abren expediente disciplinario de inmediato, estarían dando validez a tus impúdicas, improcedentes, xenófobas y biliosas palabras en contra de más de la mitad de la población de Catalunya. Algunos cientos de militantes podrían pedir la baja inmediatamente. No lo dudes. Todo ello al margen de que los llamados "Ciutadans" te llamen al orden en el Parlament de Catalunya. A mi me gustaría llevarlos a ellos.
También sería lo más natural del mundo que los ecuánimes directivos del Avui, tuviesen en consideración y valorasen lo que aquí se argumenta y te mandasen a recolectar remolachas a El Ejido, por ejemplo. Pero según tengo entendido, todos estos despidos no te quitarían el sueño. Te quedan tus abuelitos y sus buenas cuentas corrientes. Un dinero que no has sudado y que tampoco te mereces. Tu castigo mayor, creo, sería que te desheredasen y tuvieses que trabajar de verdad.

Debes saber que has llamado MIERDAS a todos los inmigrados de Catalunya, antiguos y modernos. No sé exactamente el motivo ¿odio? ¿qué no te sirven el café en catalán y en la parte alta de Sarriá? Menudo energúmeno estás hecho, amigo. Deberías saber a tu edad -y con la profesión que dices tener- que los culpables directos de esa “hecatombe” lingüística y de la última llegada masiva de inmigrantes, son tus amigos los del capital monopolista, los de “tu refinada” alta sociedad. Claro, que es mucho más cómodo hacerse el tonto o el mariposón... Pero como eres tan inmensamente inteligente te vas a Pekín y sabes pedir un café con leche en chino mandarín y el primer día ¿a que sí? Y si no, para eso están los interpretes...

Seguro que cuando leas esta carta abierta –que mandaré a todos los diarios- comenzarás a echarle la culpa al Dr. Enric Vila por su artículo del Avui (y de su bloc). Como buen niño pijo dirás: “Yo sólo he ampliado lo que comenzó diciendo el Enric... lo juro.
Pero no tienes escapatoria. El odio hacia los ciudadanos catalanes de origen andaluz o extremeño, ya te viene de muy lejos. Tus cuantiosos escritos xenófobos sobre el tema lo avalan hasta el punto de que las posturas que has adoptado no encajan en ningún partido catalán decente. Habría que inventar uno para ti sólo.
Atacas a las mujeres, ya sean feministas o machistas, a los gitanos, a todos los inmigrantes, a los políticos que te han dado la espalda (que son la mayoría) a los yayos/as, a tus compañeros de trabajo, a todos los jefes que te han despedido por mal periodista y a todo bicho viviente. Eres un simple periodista del corazón, venido a menos, que ha buscado refugio en aquellos que odian el mestizaje. Por cierto; tan real en Catalunya que ya es irreversible ¿Vas a llamar también mierdas a mis dos hijos, Jordi y Maria dels Àngels o a mi esposa Maria Teresa, oriunda de Sant Feliu de Guixols? No creo que tengas el valor suficiente. Los mediocres como tú siempre son cobardes.

Y mira por donde, un inmigrado como yo, que ha escrito un libro llamado “Yo, catalán de Granada” lleva años haciendo lo contrario de lo que tu haces. Me declaro independentista, y sin tapujos, pero independentista andaluz y catalán. No me he sentido nunca español, porque de pequeño llegué a la conclusión de que estaba en un país diferente y me las he apañado para llegar a quererlo, alabarlo y a reivindicarlo con quien se preste. Y así lo hago en los dos idiomas y cuando me place. También he trabajado desde los 12 años. Me he ganado el pan con el sudor de mi frente. Nadie me ha regalado nada. Si acaso me han dado una oportunidad para desarrollar mis habilidades a cambio de unas buenas plusvalías. He ayudado a subir Catalunya ¡claro que sí¡ Son los personajes como tú los que no darán nunca nada bueno a este país.
Hice pintadas, manifestaciones, y todo lo que pude contra Franco y en defensa de Catalunya. Lo sigo haciendo contra aquellos que siguen sus huellas y que huelen a facha, y a los que como tu ningunean a las personas nacidas en otros lugares que no sea tu Catalunya “idílica, refinada y burguesa”. De esta forma ayudarás tremendamente a que esta nación se declare independiente en el primer referéndum que venga. Tomen buena nota Alfons López Tena, Hèctor López Bifill y las plataformas creadas últimamente con tal cometido. Seguro que este elemento os sacará del apuro...

Por último propongo que un esbirro como tú -que además no se sabe a favor de quién está- sea vetado en todos los medios de comunicación decentes de Catalunya. Tus escritos dañan la imagen de los mismos que crees representar y rozan el fascismo, van en contra de los honrados ciudadanos que aman la izquierda tradicional, dejas en ridículo a todas las ramas nacionalistas dels Països Catalans y odias a todos los independentistas. ¿Qué eres de verdad Sostres? ¿Un hombre poliédrico? ¿Un fantasma?
¿Un misógino? ¿Un revienta-ideas?

Yo más bien creo que no sabes lo que quieres, si una España invertebrada o una Catalunya llena de señores feudales, tal y como se describe en el libro “La Catedral del Mar” del Sr. Falcone. También podría ser que tus sueños de grandeza te lleven a los verdes prados de la Arizona del siglo XIX, Llena de fuertes y valeroso vaqueros...

“Quién siembra odios recoge tempestades” y por esta regla de tres, lamento comunicarte, que tendrías que comprarte una buena colección de chubasqueros y paraguas, porque te vas a pasar la vida de tormenta en tormenta.
Deseo que conozcas a una buena jamba andaluza o colombiana que sepa ponerte en tu sitio, y que te dé media docena de “charneguitos” catalanes, que –seguro sabrán- alegrar tu impúdica existencia.

Cordialmente,

Pedro Morón de la Fuente
Presidente de l’Associació Catalònia Acord

Amnistia Internacional

Una entrevista sobre la Feria de Abril de Barcelona