dijous, 3 de juliol de 2008

Las normas son las normas

Las hemos creado hombres y mujeres para poder convivir decentemente. Otra cosa es que sea así. Internet no puede estar al margen de esas normas, es decir; la ley.
Por eso aunque no me guste la forma de actuar y hacer de la SGAE, me alegro de una sentencia condenatoria de un Blogger que ha "difamado" supuestamente a dicha entidad. El futuro, mal que pese a los difamadores anónimos y otros cerebros anómalos, es este y no hay más cera que la que arde.

Para leer lanoticia completa: http://www.elpais.com/articulo/internet/tribunal/condena/blogger/difamar/SGAE/elpeputec/20080703elpepunet_8/Tes

Amnistia Internacional

Una entrevista sobre la Feria de Abril de Barcelona