dilluns, 8 de novembre de 2010

Los unos, los otros, los de enmedio y los 7 famosos años

Ya estamos de nuevo en época electoral. Ya comenzamos a escuchar los cantos de sirena de aquellos que se han pasado más de siete años improvisando y que ahora prometen lo que no han podido hacer en todo ese tiempo.
Los unos vuelven con sus promesas de empleo, pagas a “ni-nis” (que se dejarán de pagar, pasado un tiempo prudencial, como es marca de la casa), más supuestas ayudas a los de la ley de la dependencia y renegando de todo lo que huela a nacionalismo e independentismo, pese a que han estado siete años en concubinato con un partido separatista.

Los otros con su eterna cantinela independentista (que por cierto se ha detenido en su avance más de siete años…) que casi nadie entiende cual es, casualmente, también han estado gobernando siete años con aquellos que ahora dicen que no pactarán ni a tiros con ningún partido separatista…
Los de en medio siguen con sus ‘molinos de viento’, su ecología mal entendida y su socialismo utópico por falto de aplicación práctica. Estos ya no nos hablan sobre el movimiento obrero, la lucha de clases o el sindicalismo. Mucho menos de independentismo. Parece ser que ya no son necesarias estas políticas de defensa de los más débiles o de la nación catalana. Es mejor dedicarse a regular el tráfico y a las fuerzas represivas, mientras se farda a diestro y siniestro de progresismo y multiculturalidad ¿Estamos o no estamos?

Los unos ante la falta manifiesta de liderazgo propio (se cargaron a su propio líder sin ningún tipo de remordimiento) se traen de allende las Españas a los Felipe González de turno para que les hagan el trabajo de campaña. Mientras las ovejas de estos viejos pastores siguen balando en Catalunya la eterna copla “Yo soy un pobre emigrante” (después de pasados más de 50 años).
Los otros se han devorado entre sí y han liquidado sin piedad a aquel que los llevó a donde están ahora practicando el nuevo canibalismo del voto propio.
A los de en medio les da igual 8 que 80 y gobernarían con el propio diablo siempre y cuando las calderas del infierno sean ‘sostenibles’ para más datos.

Mientras tanto los de la travesia del desierto... se preparan con toda tranquilidad para gobernar por mandato ciudadano. Son aquellos que estuvieron 23 años con el bastón de mando. Los mismos de los que dicen los unos que no hicieron nada en todo ese tiempo y que “ellos han hecho más en siete años que ellos en veintitrés.” Bueno pues algo habrán hecho cuando han ganado todas las elecciones y, parece ser, que ganarán las próximas con el apoyo ciudadano.

Pedro Morón de la Fuente
President de Catalònia Acord

Amnistia Internacional

Una entrevista sobre la Feria de Abril de Barcelona