dimecres, 22 de setembre de 2010

Guerra y terrorismo

El Periódico de Catalunya (como podría ser otro medio cualquiera) del día 16 de septiembre, página 13; noticia de 15 líneas (sección Internacional):
Titular: «Mueren 13 civiles en una operación militar en Irak». La noticia hace referencia a que fuerzas iraquís y de Estados Unidos buscaban a un cabecilla de Al Qaeda.
Una noticia como muchas otras que estamos acostumbrados a leer y que no dan pié ni para una entradilla del telediario de la noche. 13 muertos de nada...
Claro, en este caso la diminuta noticia no ha dado lugar a grandes manifestaciones ni sepelios con honores y medallas. Ya estamos acostumbrados a este tipo de muertes producto de la «guerra». El otro tipo de noticias, dignas de ser reseñadas por todos los medios de comunicación y comentadas por los tertulianos y columnistas, son las de índole semejante a la de los dos guardias civiles asesinados en «atentado terrorista» en Afganistán, porque claro, allí no había ninguna guerra...
Los unos mueren a consecuencia de actos terroristas, los otros a consecuencia de actos justificados por una guerra. La hipocresía está servida en bandeja.
El mismo método utilizado en Vietnam, Laos, Camboya o Israel. Cuando los más pequeños se defienden, los grandes califican sus actos inmediatamente como «atentados terroristas». Se piensan los medios de comunicación que los ciudadanos somos imbéciles y seguimos creyendo en los Reyes Magos.
Ya no vale aquello de que quien manda en los medios son sus propietarios. La dignidad de periodistas y redactores debería de estar por encima de tamañas mentiras. Una guerra es una guerra y hay muertos como consecuencia de la misma por parte de todos los contendientes implicados. No puede calificarse a unos de terroristas y a otros como ‘ejecutores accidentales de actos de guerra’.
El terrorismo de los más fuertes no puede seguir camuflándose tan miserablemente por parte de los profesionales de la información.
(Publicado en Nas de Barraca septiembre 2010)

Amnistia Internacional

Una entrevista sobre la Feria de Abril de Barcelona