dilluns, 18 d’agost de 2008

Catalunya necesita nuevas ideas para sobrevivir

Mi artículo “Embaucadores y embusteros” ha creado cierta polémica, sobre todo con la insinuación de que antes de final de año se producirá una gran movilización en Catalunya. La afirmación no era gratuita, puesto que parece ser que alguien ya la está montando (dicen que la PDD). Al respecto quiero aportar, si me permiten y con el debido respeto a los ideólogos, algunas ideas que me quedaron en el tintero.



En este país, Catalunya, hacen falta ideas nuevas, propuestas nuevas, actitudes nuevas y dejar en el pasado de una puñetera vez, las rencillas que ya huelen (más bien apestan) a añejas y obsoletas.
Da pena leer en los foros de internet y en las páginas de los pocos diarios y revistas que tenemos en catalán, cómo nos discutimos y dividimos los propios ciudadanos.
No es necesario insistir que esta manera de ser y actuar de los catalanes, es aprovechada por la oligarquía centralista para apretar un poco más la tuerca.
Un ‘victimismo’ galopante anida en los corazones de muchos ciudadanos. Es ese mismo sentimiento de “víctima” el que nos hace ver con normalidad que todos nos ataquen en cuanto nosotros insinuamos alguna tímida defensa.

No es esa precisamente mi forma de actuar. Quien me conoce sabe que ante cualquier ataque injusto que recibo acostumbro a morder en la yugular directamente, sobre todo si se trata sobre mis ideas a propósito de Catalunya. Así es y así deberíamos actuar todos los catalanes a estas alturas de la película. Ya vale de trapicheos sucios, golpes bajos y robo de carteras. Nos están engañando como a ‘chinos’ (perdonen los chinos) y encima nos recriminan que protestemos; es decir:
Se'ns pixen damunt i la premsa diu que plou. En castellano; Se nos mean encima y la prensa dice que llueve. Era el lema de una pintada anónima que alguien hizo hace tiempo en Barcelona. Diana total.
Ocurre que, en internet más que en los diarios, los comentaristas anónimos o no, enseguida sacan su bandera y se lía una guerra de Senyeras contra Senyeras o Esteladas contra Esteladas de inmediato, mientras la “rojigualda” queda impoluta. Algo realmente inaudito, pero auténtico.

Si puede servir de ejemplo, en la última gran manifestación que hubo en Barcelona el mes de diciembre, coincidimos en la pancarta frontal de Soberanía i Progrès, Joel Joan, Hèctor López Bofill y quien esto escribe, entre otras muchas personas. Hacía pocas semanas que habíamos mantenido una fuerte disputa en las páginas del diario Avui Hèctor López y yo, a propósito de una polémica sobre la inmigración, ¿Qué creen ustedes que pasó? Nos dimos la mano y pasamos más de una hora gritando las mismas consignas uno al lado del otro.

Ahora estamos a las puertas de otra gran movilización. Se huele en el ambiente. Antes de que se produzca y se organice ya se están discutiendo los representantes de las entidades que representan a la sociedad civil. La PDD (Plataforma pel Dret a Decidir) a la que pertenezco desde su creación, parece ser que se ha dividido internamente ¿O la han ‘dividido’?. No lo sé, porque después de la gran manifestación de febrero los miembros de Catalònia Acord, perdimos el contacto. Lo que está claro es que el magnífico movimiento de la PDD había comenzado a ‘descafeinarse’ y a nosotros nos gusta el café bien fuerte y sin azúcar.

En vista de lo dicho y de la situación en la que nos encontramos, creo perentorio, necesario y urgente valorar estas humildes sugerencias:

-Es sumamente necesaria para Catalunya la unidad de acción.

-Que la PDD tenga una sola voz, que los partidos políticos catalanes, no españolistas, se unan bajo un solo lema y unas consignas de consenso, al menos por esta vez.

-Que se cree una coordinadora nacional de carácter civil que englobe a todas las sensibilidades nacionales.

-Documentar adecuadamente a los ciudadanos sobre el expolio que está sufriendo Catalunya. Eso no sólo se hace en los foros de internet y los blog.

-Que de una vez por todas se demuestre que Catalunya tiene el tejido asociativo más importante del Estado Español.

-Que no puede organizarse de un día para otro una movilización tan seria. Bienvenida sea la fecha del 7 de septiembre (y si hay que ir se irá) pero es demasiado prematura. Ha de preguntarse primero a las entidades y asociaciones qué es lo que quieren. Han de sopesarse varias cuestiones.

-Que los políticos se vayan acostumbrando a que no pueden hacer lo que les venga en gana, una vez ganadas las elecciones, y que la sociedad en su conjunto tiene el deber y la obligación de fiscalizar las acciones de cualquier gobierno en una democracia en la que impere la ley.

-Los medios de comunicación autodenominados ”nacionalistas” o “catalanistas” que se mojen de una vez o callen para siempre.

-Que no se margine a ningún ciudadano por su idioma. Todas las voces son necesarias.

Faltan otros muchos puntos, agravios varios e ideas para afinar la puntería, pero que alguien me diga dónde se harán esas reuniones preliminares para concretar, y allí estaré por si mi opinión sirve de algo.

Pedro Morón de la Fuente
President de Catalònia Acord
Sant Boi de Llobregat

cataloni@cataloniaacord.org
pmoron@periodistes.org
http://www.cataloniaacord.org/
http://www.moronfuente.blogspot.com/

Amnistia Internacional

Una entrevista sobre la Feria de Abril de Barcelona