dissabte, 18 d’octubre de 2008

La doble nacionalidad de Don Pau Gasol

No cabe la menor duda de que uno de los personajes santboianos con más proyección universal de todos los tiempos es Pau Gasol, por no decir el que más.
Por este motivo (fundamentalmente) hay que felicitarlo y así se ha hecho. La ciudad de Sant Boi, ha sabido responder a este gran deportista con laureles y agasajos de todo tipo; desde dedicarle un equipamiento, hasta construir un monumento en reconocimiento a la proyección que ha dado a Sant Boi cara al exterior. Recuerdo que en uno de estos homenajes el ayuntamiento de la ciudad, puso a su disposición un gran coche descapotable para que se pasease por la Villa Hospitalaria al mas puro estilo de la Quinta Avenida de Nueva York. Gasol rechazó el ofrecimiento por parecerle demasiado ostentoso. Eran tiempos de la alcaldesa Montserrat Gibert. Gracias a este detalle, que me comentó un fotógrafo del periódico Nas de Barraca, “el noi de Sant Boi” entró a formar parte de mi imaginario personal. Pasados los años, y lamentablemente, no puedo decir lo mismo.
Pau Gasol nos ha mostrado a todos los ciudadanos de Catalunya su “otra cara”, posiblemente la cara que da el tener mucho dinero. Se ha manifestado “catalán y Español” porque considera que “Catalunya es España”. Además se prestó a la difusión (con su única imagen como fondo) de un anuncio, para mi penoso, en el que “invitaba a sentirse español” en unos momentos de euforia en los que imperaban, a falta de otros valores más sólidos, las selecciones nacional-Españolistas de fútbol y baloncesto. Era, y es, una forma de enmascarar dos cuestiones fundamentales que preocupan a los oligarcas fundamentalistas del Paseo de la Castellana: el Estatut y la financiación. Es posible, no lo niego, que Don Pau Gasol, no se haya dado cuenta, al menos conscientemente, de tal jugada maestra de ZP y sus atlátares.
El remate viene cuando leo en un conocido diario de internet:
“El jugador dels Lakers, Pau Gasol, ha declarat, en una entrevista penjada al web del club californià, que "la cultura catalana és una qüestió històrica; la majoria de la població vol formar part d'Espanya, però alguns volen ser independents perquè tenim la nostra pròpia llengua i, per així dir-ho, perquè tenim la nostra petita cultura, però som part d'Espanya".
"És un tema molt sensible que ve de la Guerra Civil i dels problemes d'aquell temps, però la situació ha millorat. Jo em considero català, però també espanyol", ha afegit, a més d'afirmar que "cal conèixer bé la història del nostre país per a comprendre els problemes". "Si no es coneix el que va ocórrer és difícil que la gent comprengui en què ha derivat tot allò 30 anys després", ha sentenciat.”
(e-noticies.com)

Y me quedo anonadado y estupefacto. Supongo que Don Pau se refería en esa entrevista a la Guerra Civil de 1714 (és a dir, Guerra de successió) y no a la de 1936 (y valga el símil). Nada que decir sobre el pensamiento personal del santboiano más popular de todos los tiempos. Cada cual piensa lo que le da la gana, y en eso consiste el sistema democrático, pero no estoy de acuerdo (yo, un miserable y denostado mortal) con tales convicciones.

La sociedad civil catalana y la clase política, han quedado tan cortocircuitados que no se escucha rumor u opinión alguna por ninguna parte. Los “opinadores intelectuales” de Sant Boi han quedado mudos, y los politólogos catalanistas-soberanistas-independentistas de la ciudad, están tan pasmados y boquiabiertos que todavía estoy a la espera de poder leer alguna opinión favorable o contraria. Todo ello debe ser consecuencia del “virus del temor añadido”. Virus que adquieren aquellos que consiguen un sillón en las salas de plenos de los ayuntamientos y los convierte en “segundones o tercerones del principal”. No pasa nada. Pau seguirá teniendo su monumento y su polideportivo en su ciudad natal y este artículo quedará olvidado en el “Cementerio de los artículos olvidados”, parafraseando a mi admirado Ruíz Zafón. ¿Quién se atreverá a cuestionar a santboiano tan notable? He ahí la síntesis de las políticas modernas. Hay que dejar tranquilo al poderoso, y ¡por supuesto! ninguna caja de ahorros está en peligro. Decir lo contrario es echarse tierra encima. Disimula que no va contigo…
Esta inclinación de Don Pau, hay quien dice que puede ser debida a su paso por un conocido colegio del Opus Dei instalado en la ciudad. Quien sabe.

Por todo lo dicho, no tengo por menos que felicitar a mi conciudadano Don Pau Gasol por su recién adquirida “doble nacionalidad” catalano-española, no coincidente con la mía que es andaluza-catalana (¿qué paradoja, eh?). Por otra parte quiero dar la enhorabuena, por su cívica actitud y recta política a todos aquellos ciudadanos de Sant Boi cercanos a la idea de una Catalunya independiente, por la sonora respuesta que han dado a las diversas declaraciones de nuestro primer espada deportivo.

Pedro Morón de la Fuente

2 comentaris:

Cèsar Llamborda ha dit...

Bon post!

Lourdes ha dit...

Atès que, com saps, tinc el meu bloc desactivat (per ara), he fet servir el PLURK per fer-ne referència:

http://www.plurk.com/user/THEMIS

Amnistia Internacional

Una entrevista sobre la Feria de Abril de Barcelona