dijous, 13 de setembre de 2012

Las mentiras de un defensor de la España casposa

Por esta xarxa de blog anda una persona mayor a la que me he dirigido en alguna ocasión que va cargando contra la imposibilidad de que Catalunya entre en Europa ante una posible fractura con España. Más abajo hay un enlace a una entrevista con un eurodiputado (el Sr. Romeva) quien afirma todo lo contrario.
Por otra parte denigra que Catalunya se gaste un dineral en el tema de las llamadas embajadas. Mire el cartel que le adjunto sacado de los presupuestos de cada comunidad. Como puede observar Catalunya es de las que menos gasta per capita en este apartado. Andalucía quintuplica su presupuesto en supuestas "embajadas" que son sólo casas regionales en el extranjero, como es el caso de Catalunya, salvo alguna excepción. Prueba palpable de que lo suyo es intoxicar. Vergüenza tendría que darle andar hablando de lo que no sabe a su edad.
Este Sr. difamador de Catalunya como consecuencia de sus opiniones sobre las manifestaciones de 2.000.000 de personas que piden una cosa en común, tira por tierra las opiniones de los políticos votados democráticamente aquí y acto seguido dice ser catalán.
Va negando la mayor y culpa de todos los males del país a los independentistas.
¡Cállese ya! no se señale usted mismo que la gente que lo lee se peta de risa. Dédiquese a jugar a la petanca y deje ya la política que es muy grande para usted. No se ofenda: más vale ponerse una vez colorado que ciento rosa. No se moleste de nuevo en facilitar informaciones mías sacadas de páginas web de la extrema derecha, que son netamente difamatorias, puesto que todo el mundo las conoce, nunca las lee y pasa de largo por ellas. Usted no porque es del gremio. Mírese los varios miles de webs que hablan favorablemente de mí.
Como catalán que dice ser, apoye a su patria y no a la de los sátrapas españolistas y deje de molestar con sus mensajes anticatalanes mal escrito y retrógrados. No mienta, no difame.

Amnistia Internacional

Una entrevista sobre la Feria de Abril de Barcelona